Entre la magia de Cartagena y la arena blanca de Isla Barú

Corría el año 2015 y con mi amiga Coni decidimos visitar Colombia. Nuestro viaje comenzó en Cartagena y siguió al Parque Tayrona, pasando por Isla Barú, Santa Marta y Taganga.

Aquí un resumen de nuestras primeras paradas: Cartagena de Indias e Isla Barú.

¿Dónde hospedarse en Cartagena?

Paramos en el hostel “El Viajero”. Súper recomendable. Las habitaciones son limpias, tienen aire acondicionado (hace mucho calor, asique suma muchos puntos), cocina equipada y amplia, patio grande donde hay actividades como clases de salsa por la noche y un bar para comprar siempre una cervecita Águila. Conocimos mucha gente que viajaba sola, asique si ese es tu caso, perfecto! Este hostel es el indicado.

hostel-el-viajero
Patio del Hostel El Viajero

En el caso que quieras estar de fiesta, pero de fiesta en serio, te recomiendo el hostel “Media Luna”. Nosotras íbamos cuando nos enterábamos de alguna fiesta que eran en el último piso del hostel, con una barra enorme, bandas en vivo y mucho ambiente. Como no nos hospedábamos ahí, pagamos una entrada, que no era nada cara.

Estos son los dos hostels que llegue a conocer, de todas maneras, hospedarse en el casco histórico es una buena opción.

¿Qué comer?

Siendo viajeras jóvenes, nuestro presupuesto no era abultado, por eso cocinábamos o comíamos un típico plato colombiano: pescado con arroz de coco, patacones y ensalada con una limonada. Este plato salía alrededor de 12.000 colombianos, que equivalen a  USD 3,78 (nada mal) y quedabas bastante llenito. A veces venia incluida una sopa de pescado como entrada, que si bien era deliciosa no era compatible con los 35°C a la sombra que hacían afuera.

comida-en-cartagena
Almorzando con Bobby (USA), Kaique (Brasil) y Coni (autora de la foto)

Probamos el famoso Juan Valdez Café, es una cadena al estilo Starbucks colombiano. El café es muy bueno y lo podes acompañar con algún bocadillo típico.

También son recomendables las arepas, solas o rellenas (bomba) y la fruta al pasar. Vi frutas que nunca había visto en mi vida, colores, formas, sabores y aromas. Básicamente estimulan todos los sentidos. Mi favorita: el lulo, que digamos es como una mezcla de naranja con durazno, pero en una fruta!

frutas-colombia
Fruta callejera en Cartagena

 

¿Qué hacer en Cartagena?

Estuvimos 6 días en Cartagena. Hicimos un free walking tour por el casco histórico, se los recomiendo como para saber un poco de la historia de la ciudad, el guía te cuenta historias y es entretenido. También recorrimos la muralla, varias veces, de día y al atardecer. Nos perdimos por las calles con sus casas de colores y llenas de flores. Fuimos al barrio Getsemaní, muy conocido por el Street Art que alberga en sus caminos.

Street Art en las calles de Getsemani

Visitamos el Castillo San Felipe de Barajas, es imponente. Podes entrar y caminar por los túneles y tiene una muy buena vista de la ciudad. Nuestro último atardecer nos dimos un mimo y fuimos al famoso “Café del Mar” que esta sobre la muralla con una muy linda vista al mar y a la parte más moderna de la ciudad “Bocagrande” que no visitamos porque no nos dio el tiempo y también por un lado preferimos el lado colonial de Cartagena.

castillo-san-felipe-de-barajas
Castillo San Felipe de Barajas

Algo muy importante a tener en cuenta, siempre hay que regatear todo. En los puestos callejeros, en algunos locales quizás también puedas regatear, en excursiones. Es una práctica muy común en esta ciudad y a la que nosotras estábamos bastante “verdes” para ejercerla. A mí me resulta agotadora porque nunca sé qué precio está bien o cual está mal, es una batalla diaria y creo que nunca la pude dominar. Si tenes el arte de la negociación a flor de piel, te puede salir muy barato el viaje.

Isla Barú, paraíso caribeño

Durante esos días, hicimos una escapada a Isla Barú. Ya que estábamos en el Caribe, queríamos un poco de playa. Desde el hostel salían combis, reservamos una el día anterior y partimos a Barú. Cuando llegamos nos dimos cuenta lo que realmente era una playa caribeña. Arena blanca y agua translucida… y caliente! Reservamos una habitación para 4 personas con otros chicos del hostel de Cartagena en un “hostel” sobre la playa.

atardecer-isla-baru
Atardecer en Isla Barú

Les recomiendo que caminen, vean las opciones y pregunten sobre los servicios. Nosotros no lo hicimos, (y si bien estábamos en Barú, que podía salir mal?) dimos cosas por hecho como básicas en un alojamiento. Resultado, nos bañamos con un balde de agua. El trato era una noche, un balde de agua. La anécdota es real. Quedamos atónitos y después nos reímos. Si ya estás en el baile, baila.

Los dos días que nos quedamos en Barú fueron exclusivos de playa. Siempre pasan señoras que ofrecen masajes, me di el lujo de hacerme uno y la verdad mi experiencia fue buena. Otros dicen que quedaron peor que antes del masaje, pero no fue mi caso.

isla-baru
Con este paisaje, nada puede salir mal

Por la noche hay tipo chiringos en la playa que venden tragos y hay uno que pone música como para bailar en la arena. Siempre te encontras con gente para compartir un trago, digamos que pasamos una noche de borrachera y confesiones en una mesa de 8 personas de diferentes nacionalidades. Y estos momentos son de los más divertidos siempre, del estilo de reír hasta que te duela la panza.

En lo que respecta comida, hay varios puestos pero claramente son más caros que Cartagena. Pueden llevarse comida tipo galletitas, enlatados, pan lactal, botellas de agua como para tener algo para picar y tomar. Tuvimos dos experiencias opuestas, una que la comida tardo 2 horas, literal y la otra que no tardo nada y estaba espectacular. Es el azar cálculo. Ah! Y no olvidemos el desayuno, mágicamente nos encontramos con una señora vendiendo fruta fresca en la playa, fue nuestra salvación.

desayuno-isla-baru
Desayuno en Isla Barú

Luego de dos días en Isla Barú, regresamos a Cartagena. Este fue el respiro de playa que necesitábamos para seguir recorriendo la ciudad. Sabíamos que en unos días iríamos al Parque Tayrona y que el mar colombiano nos daría revancha.

 

 

2 Replies to “Entre la magia de Cartagena y la arena blanca de Isla Barú”

  1. Flor! Que puedo decirte? Estoy encantando con tu Blog. El nombre, el diseño, la estética, todo me gustó desde un principio y además estoy leyendo este post sobre Cartagena que me trae tan buenos recuerdos de nuestro viaje por Colombia… parece que fue hace muchisimos años cuando en realidad fue hace 1 y medio.

    Te deseo lo mejor para éste y otros proyectos! ah, no te olvides de escribir sobre Parque Tayrona 😉

    Besos!

    1. Muchas gracias Alex! Es verdad, parece que fue hace mucho… Tayrona tendrá un post especial, se lo merece!

Deja un comentario