Capitulo 2: Los primeros días en Fitzroy Crossing WA

vivir-en.el-outback

Llegamos a Fitzroy Crossing el 22 de marzo. Nos fue a buscar a la terminal de bus Anita, una chica australiana que trabaja en el hotel. En 5 minutos le dimos la vuelta al pueblo, fuimos al hotel a dejar nuestras cosas y volvimos al pueblo para hacer compras en el supermercado. Todo fue muy rápido y veníamos de muchas horas de viaje. Claramente no teníamos ni idea de qué comprar, agarramos un par de galletitas, cosas de higiene, repelente (porque los mosquitos son enormes), fruta y agua.

Llegamos al hotel y nos dieron una introducción de las tareas, el manual de empleados y cosas que tenemos que saber sobre la propiedad y ciertas reglas con el alcohol. En Australia en general y creo que específicamente acá en WA son muy exigentes con la venta responsable de alcohol. Es más, tenemos que sacar un certificado que se llama RSA, y hay distintos dependiendo el estado en el que trabajes. Esta es zona de aborígenes, los que conocí hasta el momento son súper amables, curiosos de dónde sos y qué venís a hacer a esta zona. La gente del hotel nos advirtió que al momento de venderles alcohol lo tienen que tomar si o si en el bar. Hay leyes específicas sobre este tema, porque es un problema real de que muchas mujeres aborígenes tomaban alcohol durante el embarazo y esto trajo que muchos niños nacieran con problemas irreversibles de aprendizaje.  Por suerte, un grupo de mujeres aborígenes lucho para sacar una ley de restricción de alcohol para que esto no afectara a futuras generaciones. Sinceramente, estoy bastante ansiosa por conocer más a este pueblo, poder charlar con gente autóctona de esta zona, siento que tienen mucho que decir.

Nuestra habitación es privada, tenemos una cama marinera, heladerita, escritorio y un baño privado.  Lo más importante es el aire acondicionado, porque hacen 40 grados a la sombra.

outback-australia-hogar
Nuestro hogar

   

Vivimos en una unidad de habitaciones tipo deck, con un patio en común en el medio. Es como una vecindad, en la que vivís con la gente con la que trabajas. Nuestro primer día por la tarde nos sentamos con ellos que estaban tomando unas cervezas. El toque de queda es a las 22.30 y desde esa hora no se puede hacer ruido.

Nos sorprende ver que hay muchos australianos trabajando acá, pensamos que iba a ser más de backpacker el lugar pero no. Por el momento somos nosotras dos, una francesa, un ingles, un yankee, varias chicas asiáticas y una holandesa.

Mi primer día de trabajo fue de moza en el restaurante. Mi manager, es un yankee de 24 años oriundo de Texas. Con raíces latinas, habla español y eso quiere decir que hablamos spanglish todo el tiempo. Tiene un background militar por lo que es bastante perfeccionista, me gusta trabajar con el. Lo bueno de este tipo de experiencias es que trabajas con gente de todo el mundo, cada uno con su estilo y experiencia.  Aprender y sacar lo mejor de cada persona es clave.  

outback-australia-trabajo
En el trabajo con nuestros uniformes

En esta semana de trabajo y convivencia, recordé la famosa frase de no tomarse nada personal y a ser tolerante con el resto. No todos los días son color de rosa y la convivencia no es fácil a veces con tus compañeros de trabajo. Hay parte del staff que está bajo bastante presión y hay que entenderlos. La parte importante es mantenerse con la cabeza en el objetivo y también buscar cosas para hacer en el tiempo libre. Por ejemplo, casi siempre mis turnos de trabajo son de 6:30 am a 9:30 am. Sí, me levanto a las 5:30 am para servir el desayuno. Nunca pensé que iba a despertarme tan temprano para ir a trabajar y que lo iba a hacer con tanto gusto (ojo, llevo acá 10 días). Mi turno siguiente es de 17 a 21:30.  Básicamente tengo todo el día libre. ¿Qué hago? Voy a la pileta, trato de entrenar con mi manager (aunque sus clases de crossfit me matan!), tomo mate con Euge, cantamos muchas canciones de cumbia vieja (si, nos despertamos cantando “Cae el sol” de Los Bonnitos). A la noche después del trabajo quizás nos juntamos a jugar a las cartas y a tomar una birra, razón por la cual esta bueno entrenar, tiempo libre es igual a tomar birra. Los días libres significan ir a ver el atardecer.

outback-australia-trabajo
40 grados a la sombra, pero el mate siempre

Los viernes son los días de fiesta. Fiesta en Fitzroy Crossing es ir al Crossing Inn, un hotel cercano que tiene bar bailable. Qué música pasan? Música country, algunos temas contemporáneos tipo de Rihanna, Despacito versión Bieber (obvio) y NUNCA falta el Waka Waka de Shakira… no lo podía creer. Es como la noche para soltarse y bailar hasta el amanecer (?), ya quisiera. Termina a las 12 de la noche. Vamos en micro a las 22 y a las 24 nos pasan a buscar. Después a lo sumo puede haber un “after” en alguna habitación, música no tan alta y seguir tomando hasta que te agarre sueño. Y ese es el fin de la noche. Toda la semana esperando esas dos horas de liberación en las pistas, 120 minutos non stop de baile. Ya encargamos con Euge unos parlantitos para convertir a nuestro bunker en el pabellón latino. Espero que nuestros vecinos no nos odien.

outback-trabajo
El tiempo libre en la pileta

Y así es como es la vida en el outback hasta el momento. Hay muchos personajes curiosos que iré presentando a lo largo de las semanas.

 

Deja un comentario